El Barrio Latino

El Barrio Latino es el tradicional barrio estudiantil de París. Su nombre deriva del hecho de que los estudiantes y eruditos de la cercana Sorbona hablaron allí latín durante mucho tiempo.

El término Quartier Latin no denota un distrito en el sentido estricto de la estructura administrativa parisina (el área pertenece principalmente al distrito 5 ), sino un área con límites imprecisos, ubicada en gran parte en las laderas de la Montagne Sainte-Geneviève, en la que las actividades de la universidad parisina y de otras instituciones educativas.

El Barrio Latino es uno de los pocos lugares que aún conserva el casco antiguo de París antes de que Georges-Eugène Haussmann lo remodelara en el siglo XIX.

Historia

Muchos escritores han vivido en la zona o han escrito sobre ella, Honoré de Balzac, Gabriel García Márquez y Klaus Mann son sólo algunos ejemplos. En mayo de 1968, el Barrio Latino fue uno de los escenarios de las revueltas estudiantiles.

Hoy el distrito está dominado por el turismo y la gastronomía, pero aún alberga importantes instituciones académicas. Los alquileres han aumentado, por lo que los estudiantes ya casi no pueden vivir allí; si lo hacen, entonces en las chambres de bonne, las antiguas habitaciones de las criadas.

Hoy, además de la Sorbona ( París I , París IV ), el Quartier Latin también alberga la École Normale Supérieure y las Minas ParisTech.

Las escuelas secundarias francesas más famosas, Henri IV y Louis le Grand , también se encuentran allí. Aquí es donde comienza la selección de la élite francesa con las llamadas classs préparatoires , que preparan para los exámenes de ingreso de las universidades de élite ( Grandes écoles ) después del Abitur.

En 1980, se estableció en el Barrio Latino el Institut du monde arabe (IMA), cuyo objetivo es promover el entendimiento entre Francia y el mundo árabe.

Actualmente mantiene intacta una esencia que envuelve y que lo hace único. Su alma está claro que sigue presente y se puede notar tanto en las gentes como en el propio sitio.

Un lugar de obligada estancia para todos los amantes del París intenso, aquel París que nunca de sorprendernos y sobre todo aquella ciudad que continúa teniendo esa alma y esa fuerza que es lo que la hacen única.

Ha aparecido en muchas películas debido a su peculiaridad y es imposible que algún parisino desconozca de su existencia. Es sin duda esos lugares que sin duda hablamos a la vuelta de nuestro viaje con nuestros familiares, debido a su personalidad y también esencia que puede sentirse por todo el lugar.

La Francia está aquí y la historia también, es por ello que animamos a aquello viajeros con mayor curiosidad a que visiten este maravilloso lugar de la ciudad de la luz. Sin duda que no se arrepentirá de ello.

 

Que ver en Paris

Subir